Conseguir resultados en la era de la información

La importancia de la buena instrucción es básica para conseguir resultados. Sin embargo estamos a la época de la información y como dicen algunos se produce el fenómeno de la infoxicación.

Primero de todo vamos a ver la importancia del entrenamiento con la siguiente teoría y después describiremos los tres niveles de la maestría para evitar la ‘infoxicación’.

Emprendedor vs Artificial

Creo que hay tres niveles para seguir adelante con un problema, reto o disciplina:

0. No hacer nada.

1. Emprendedor.

2. Artificial.

Enfrentarse a un problema en nivel más básico es no hacer nada, negar la realidad y esperar que se solucione mágicamente.

Después de esto, está la respuesta de ser un emprendedor, coger el toro por los cuernos e intentar solucionarlo. Actuar resolutivo con todas tus herramientas disponibles y hacer el trabajo lo mejor que puedes.

Aún así, no está escrito en ningún lugar que la buena voluntad, el valor y la perseverancia vayan a solucionar un problema. Muchos emprendedores pueden quedar frustrados al pasar mucho tiempo haciendo algo para no conseguir nada.

El segundo nivel, mucho más avanzado, es ser artificial. El artificial busca entrenamiento de como resolver el problema e intenta trabajar en contra de lo que le dicta su propia naturaleza, al menos durante un tiempo. Con el entrenamiento adecuado y las herramientas adecuadas para un problema especifico, el artificial acabará llegando mucho más lejos que el emprendedor y con el tiempo infinitamente más lejos.

robot artificial

Entonces la conclusión es que tenemos que ser artificiales al principio para aprender en vez de lanzarnos a por ello sin más, aunque no siempre resulte la opción más fácil. Ahora bien estamos en el siglo 21 y con internet mucha gente le es fácil informarse, para triunfar hace falta algo más.

Los tres niveles del maestro

Hace poco reflexioné cual podía ser la norma número 1 de la productividad y pensé “Haz más”. Como comprobareis en el blog me gusta enfatizar que no tenemos que pasarnos ya que puede producir estrés. Aunque muchas personas no llegan a su máximo potencial, por lo tanto tenemos que trabajar más.

El problema que he visto muchas veces es que la gente esta distraída de su tarea principal, redes sociales, otras personas, o demasiada información. Los tres niveles del maestro son:

  1. Conocer el tema.
  2. Hacerlo.
  3. Vivirlo.

El primer nivel del crack es conocer, este señor a encontrado un nuevo camino en su vida que le puede reportar grandes beneficios. Puede que sea cocina, o fitness, o blogger, o crear un negocio. Al leer un libro sobre el tema hemos descubierto que trabajando podríamos llegar a conseguir grandes cosas.

Pero para muchos este nivel es el final, en vez de pasar al siguiente nivel que es hacerlo. Se quedan en el primer nivel, buscando más información. Alguna gente es aficionada a esto pero su vida no cambiara, a no ser que suba de nivel. Yo mismo me encuentro en esta categoría y caigo en este error la mayor parte del tiempo.

Internet esta plagado de canales, expertos y distracciones, dedícale un 10% de lo que antes lo hacías, dedica ese otro noventa por ciento a hacerlo, y así llegarás mucho más rápido a vivirlo. El estado de vivirlo quiere decir conseguir resultados en tu vida que proponía aquella información inicial.

En la etapa 3 (vivirlo) habrás pasado por el proceso artificial del que hablábamos, habrás interiorizado los conocimientos y serás natural. Como consecuencia tendrás resultados sino aún estás en el nivel 2 o 1 o 0.

Este camino de hacerlo puede durar días como años dependiendo del asunto que queramos dominar, puedes seguir el procesos para tantas habilidades como quieras, hay infinitas. En esta época es mejor nunca dejar de aprender. Además que puedes profundizar siempre más y más en un campo como hacen los maestros.

PD: Muchos de nosotros no actuamos por muchísimos motivos (aquí tenéis un post tradicional del blog de 11 errores comunes para la maestría). No actuamos por miedo, por si nos van a juzgar, por pereza, por duda, por que estamos distraídos…

Conclusión

Para enfrentarte a un nuevo desafío debes adoptar el enfoque artificial que consiste en conocer la manera óptima de realizar la tarea, en vez de intentar solucionarlo sin más (emprendedor).

Utilizar el enfoque artificial no es fácil por que resulta mucho más cómodo hacerlo “como te sale” natural.

No es suficiente con buscar información, estarás avanzando por el camino del maestro cuando pases la mayor parte del tiempo tomando acción. La mayoría de persona debería reducir el consumo de información un 90% para así actuar más.

Puedes considerar que dominas un campo cuando estás experimentando resultados positivos regularmente. Aunque domines el campo siempre te puedes volver otra vez artificial para volverte mejor.

Eso a sido todo por hoy, llevaba mucho tiempo que quería hablar del artificial y el emprendedor; así como los tres niveles del maestro y creo que se combinan a la perfección 🙂 .

Hasta el Jueves que viene.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *