Cómo planear la semana para ganar tiempo libre.

Planificar el tiempo era una de esas actividades en las que nunca había terminado de creer del todo. Puedes hacer el mejor plan del mundo, pero a la hora de la verdad lo importante es la ejecución. Como leí hace poco, las ideas son los peones y la ejecución es el rey, si las comparamos en su importancia en un juego de ajedrez.

Había perdido la fe y pensaba que no tenia sentido establecer la semana punto por punto, ya que seguramente no haría caso al plan. Aún así he encontrado una filosofía simple que nos puede ayudar a alcanzar resultados extraordinarios, si la ponemos en marcha. A diferencia de otros métodos en los que el plan es sumamente detallado, en este caso solo tendremos de asignar espacio para tres bloques de tiempo.

¿Preparado para oírlo?

La estrategia simple para planear la semana

Para planear el tiempo te propongo utilizar la herramienta “Google Calendar“.

El Google Calendar es una excelente aplicación para planificarte. La solía utilizar para hacer una planificación de como estructurar la semana. Aunque una buena herramienta sin una buena filosofía de como usarla esta coja. Veamos la estrategia.

Lo primero de todo que vas a planear en tu calendario es el tiempo libre. ¡Sí, has oído bien! Por que los humanos necesitamos descansar y cargar las pilas,  ser productivo no es quemarte. Aunque si lo que quieres es llegar a Marte, como el emprendedor Elon Musk, ya es otro tema.

Si crees que no llegas a tener tiempo libre es por que seguramente no aprovechas bien el tiempo de trabajo, aunque pueda ser duro admitirlo. Puede que este artículo te ayude a sacar ideas interesantes:

El segundo punto que debes planear es tiempo para dedicarlo a lo más importante. No todas las tareas son iguales, la regla de Pareto dice que el 20% de las acciones traen el 80% de los resultados. Con el hábito y el paso de los meses de practica irás avanzando por el camino del maestro, como se explica en el libro ‘Mastery’ de George Leonard. Cada día serás mejor.

El último bloque que debes programar es un pequeño espacio para volver a planear la próxima semana. Eso es todo.

A continuación pongo un ejemplo de dónde podríamos llegar usando la estrategia.

planear la semana simple
Semana ideal

Los bloques azules representan el tiempo libre, los bloques morados el tiempo dedicado a lo más importante y el pequeño bloque verde a planear la semana. Esta imagen representa la semana ideal por que disponemos de un montón de tiempo libre y podemos dedicar las mañanas a lo más importante.

Empieza a decir que no

En la película ‘Di que sí’ Jim Carrey es trasladado a un seminario dónde el gurú le hace prometer que en cualquier oportunidad que se le presente va a decir que ‘sí’, sino sufrirá terribles consecuencias.

En la vida real todos somos pequeños Jim Carreys por que nos da miedo decir que no, cuando nos piden ayuda o en una distracción que nos desvía de nuestro propósito. Es cuestión de tener en mente nuestro plan y desviarnos tan poco como podamos.

Con cada ‘sí’ que digas le estás diciendo ‘no’ a muchas otras oportunidades. Decir que ‘no’ es reservar el ‘sí’ para lo más importante. Cada pequeña distracción que te desconcentra de tu tarea principal requiere el doble o más de tiempo para volver al punto inicial.

Cuanto más a menudo digas que no, más tiempo vas a tener para los dos grandes bloques de la estrategia simple: ‘tiempo libre’ y ‘tiempo para el trabajo importante’.

Identifica la tarea más importante

La tarea más importante la solemos conocer todos en el fondo y muchas veces nos da pereza. Para identificarla puedes preguntarte: “Cúal es la única cosa que tengo que hacer que hará que el resto parezca fácil o innecesario?”

Si utilizas esta filosofía; empiezas a decir que no y a dedicar el tiempo de trabajo a lo más importante. Empezarás a terminar cada vez  con más trabajo y a ganar mayor tiempo. Ese nuevo tiempo no lo emplees en tareas vanales, vuélvete a hacer la pregunta mágica y se creará una enorme espiral positiva de productividad.

Tú tarea más importante también puede ser practicar esa habilidad en que te quieres hacer bueno cada día.

Concéntrate en lo más importante cada día, un mínimo de cuatro horas y tú vida empezará a cambiar.

Ánimo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *