No leas esto si no quieres sudar

En este post quiero hablar de un tema que te puede venir muy bien para superarte a ti mismo.

Es fácil perder los buenos hábitos y volver a los malos, por lo tanto el éxito no es un destino sino un camino…

Imagina que vas al gym y tu objetivo es conseguir un cuerpo 10, entonces te esforzarás al máximo día a día para conseguirlo, aunque pueda que no disfrutes de la actividad. Si eres como el 90% no tendrás ganas de seguir y lo dejarás.

Ahora imagina que tienes que ir al gym toda tu vida, eso sería imposible de conseguir a no ser que no te ralles de la actividad y la disfrutes.

recuperar habitos

Si nos ponemos un objetivo demasiado grande de primeras nunca lo vamos a empezar, por que lo veremos demasiado duro de cumplir. Si lo hacemos nos vamos a rallar el próximo día.

Por eso te propongo dos estrategias:

  1. Disfrutar del proceso.
  2. Kaizen (mejora constante)

Si ahora tu vida es un caos de malos hábitos, prueba a ir al gym o ir a correr sin llegar a sufrir demasiado, en vez de tomarte una cerveza tomate una fanta, compra zumos detox en vez de cocacolas.

Al día siguiente vuelve a hacer ejercicio sin cansarte demasiado, lee 2 páginas de un libro mínimo cada día.

La idea es no sufrir y ir implementando mejoras cada día.

Nos vemos en el camino.

Contra-argumentación final

También es verdad que muchos atletas están orientados al resultado y les da igual disfrutar el proceso, solo les motivan los resultados y se esfuerzan mucho por ello, como consecuencia consiguen más resultados.

Si eres de ese tipo de persona enhorabuena por que puedes llegar lejos, aunque personalmente creo que la mayoría necesitamos ir poco a poco para aguantar en el largo plazo.

Podéis leer más sobre la mentalidad de orientación al resultado en ‘Relentless‘ para leer más  sobre disfrutar el proceso leer ‘Mastery‘.

Nota: Agredecimentos por recordarlo a mi colega Roger Part.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *